Pastoral de la Salud

Mensaje de D. Carlos Norberto Gómez, delegado de Pastoral de la Salud, con motivo de la Jornada Mundial del Enfermo 2021

Antes que nada, quiero agradecer de corazón a todas las familias de nuestra Diócesis por habernos acompañado estos días en la oración por nuestros hermanos enfermos, sus familiares y amigos, y por todos los agentes sanitarios.

La delegación de la Pastoral de la Salud en Ciudad Rodrigo es un espacio de especial significación dentro de la labor de nuestra Diócesis.

Nuestro contacto directo con personas, con los enfermos y ancianos, con sus familias y las comunidades parroquiales de nuestra Diócesis, de manera especial en este tiempo de pandemia, nos ha exigido actuar con la delicadeza y la ternura propias de Jesús Buen Pastor.

Por eso, este año, el papa Francisco ha puesto un énfasis especial en la fraternidad y la confianza como fundamentos en el trato con los enfermos. Y no se equivoca, Jesús siempre actúa como hermano nuestro y compañero de camino y abre su corazón a todas nuestras necesidades y preocupaciones, para brindarnos el consuelo y la paz que necesitamos.

Desde la Delegación de la Pastoral de la Salud, un pequeño grupo de laicos, religiosas y sacerdotes, hemos intentado llevar adelante la misión sanadora de Jesús, acompañando, consolando y dando soporte afectivo y espiritual a nuestros hermanos y hermanas enfermos. Las circunstancias propias de la pandemia no nos han permitido realizar las visitas, los encuentros de oración y las jornadas de formación que cada año ofrecemos a nuestra comunidad diocesana. Sin embargo, aunque limitados, no hemos dejado de orar por todos los que sufren en silencio, solos, abandonados, marginados, en sus casas, residencias o en los hospitales.

Este año, tenemos dos fechas importantes para contemplar con intensidad y confianza en Dios el mundo de la enfermedad. Una de ellas es la Jornada Mundial del Enfermo que celebramos hoy 11 de febrero, en el día de la Virgen de Lourdes. La otra fecha es la Pascua del Enfermo, que viviremos en clave de resurrección en el 6to Domingo de Pascua, el próximo 9 de mayo. Dos fechas que no son únicas, ni exclusivas, porque nuestra misión es constante y permanente en el cuidado de nuestros hermanos y hermanas enfermos.

Ciertamente, hay mucho por hacer, pero también hay mucho que agradecer a los que han venido acompañando a Don Isidoro Gonzales, sacerdote de nuestra Diócesis, en la Pastoral de la Salud. Ahora, como nuevo Delegado, me toca tomar el testigo y seguir remando en la nave de nuestra Iglesia diocesana para que ningún enfermo se sienta abandonado de Dios ni olvidado por los hermanos.

Además de la labor de Delegado de la Pastoral de la Salud, Don Isidoro me ha heredado su puesto en la capellanía del Hospital Universitario de Salamanca. Por eso, desde este espacio de comunicación, quiero invitar a las familias de nuestras comunidades a hacer suyo nuestro servicio en la Pastoral de la Salud y en la capellanía del hospital de Salamanca. Que, con todos, podamos tender puentes de caridad y cercanía entre las familias de nuestra Diócesis y sus familiares y amigos, enfermos u hospitalizados.

Una vez más, invito a todas nuestras comunidades de la Diócesis a seguir orando, como lo hemos venido haciendo estos días, para que el Señor conceda a nuestros hermanos y hermanas enfermos la pronta recuperación; para que dé fortaleza de ánimo y esperanza a sus familiares y amigos; para que sostenga con su presencia la labor de todos los agentes sanitarios de los hospitales, residencias, centros de acogida y rehabilitación; y, para que aquellos que al final les toque partir a la casa de Padre, en la paz de Dios gocen ya de la contemplación de su rostro.

Queridas familias de nuestra Diócesis de Ciudad Rodrigo, El lema de la Jornada Mundial del Enfermo, de este año es: CUÍDEMONOS MUTUAMENTE… Que podamos hacer realidad este propósito y que en el velar los unos por los otros, se fortalezcan nuestros lazos de amistad, fraternidad y confianza, se abran nuevos caminos de reconciliación y de amor, y que así, podamos presentar al mundo el rostro renovado de la gran familia de Dios, presente en nuestra Diócesis.

Salud y bendición para todos. Y que nuestra madre la Virgen de Lourdes a quien celebramos hoy, no permita que nos separemos de su hijo Jesús.

Delegado:
Rvdo. Sr. Carlos Norberto Gómez Jiménez

C Díez Taravilla, 15

37500 Ciudad Rodrigo

Salamanca

correo electrónico: delegaciondesalud@diocesisciudadrodrigo.org