Protocolo de Seguridad

NORMAS DE SEGURIDAD E HIGIENE PARA LA PREVENCIÓN DE CONTAGIOS COVID-19 EN LAS DEPENDENCIAS DEL OBISPADO

 

Con el fin de garantizar la seguridad tanto de los trabajadores del Obispado de Ciudad Rodrigo como de aquellas personas que demanden cualquier servicio en las oficinas del mismo, se establecen las presentes normas que han de ser observadas en todo momento como medio de prevención de contagios de COVID-19 y salvaguarda de la salud de todos.
Se contemplan aquí las medidas de seguridad e higiene que han de ser tenidas en cuenta por los trabajadores en el uso de las instalaciones, en el desarrollo de su trabajo y atención al público, y en la celebración de reuniones, así como por parte de todas aquellas personas que accedan a dichas oficinas y a cualquier otra dependencia del Obispado.

1. Trabajadores:
a) Antes de ir al trabajo
-El trabajador/a que presente cualquier sintomatología (tos, fiebre, dificultad al respirar, etc.) que pudiera estar asociada con la COVID-19 no debe acudir al trabajo y habrá de contactar con el centro de atención primaria y seguir sus instrucciones.
-Quiénes hayan estado en contacto estrecho, entendido como más de 15 minutos a distancias inferiores a 2 metros, con una persona enferma, tampoco deben acudir a trabajar, incluso en ausencia de síntomas por un espacio mínimo de 14 días. Se ha de estar alerta por si aparecen síntomas de esta enfermedad. No pueden acudir al puesto de trabajo tampoco los trabajadores/as que cuenten en el núcleo familiar con personas sospechosas de padecer COVID-19. Deberán ausentarse hasta que se conozca el resultado de la prueba clínica realizada a los sujetos sospechosos y haya sido negativo.

b) Acceso al trabajo
-Tanto al momento de entrar como de abandonar las oficinas, será obligatorio el lavado de manos con agua y jabón/hidrogel y de calzado en la alfombra de desinfección. Para ello se dispondrá de un dispensador y alfombra a la entrada.
-Ha de evitarse el acceso a otro despacho que no sea el propio.
-Quién necesite comunicarse con algún trabajador de otro despacho, procurará hacerlo por la línea interna de teléfono. Si necesita realizar alguna consulta de modo presencial o entregar algún documento, lo hará desde la puerta del despacho en cuestión, sin acceder al mismo.
-Para evitar el mayor contacto con las manillas y pomos, se procurarán mantener las puertas de los despachos abiertas, en la medida de lo posible.
-Todos los despachos deberán ser desinfectados tras su uso, sobre todo sillas, mesas, teléfonos y ordenadores, no pudiendo realizar labores de limpieza mientras se encuentren ocupados por el trabajador correspondiente. Para ello deberán abandonarse todos los despachos a las 14 h.
-Al final de la jornada laboral, se ha de dejar la mesa del despacho lo más despejada posible, para facilitar su limpieza.
-Tras la atención de alguna persona en el despacho, se ha de proceder de modo inmediato a desinfectar las superficies con las que ésta haya podido estar en contacto (mesas, sillas, puertas, documentos, etc.). Para ello se dispondrá de spray desinfectante en todos los despachos.

2. Medidas generales de limpieza:
a) Se tendrán en cuenta las siguientes medidas de higiene y limpieza:
-Las medidas preventivas más eficaces son las higiénicas, especialmente el lavado de manos y la higiene respiratoria.
Lavar las manos es la principal medida de prevención y control de la infección. Hay que lavarlas con frecuencia durante 40-60 segundos con agua y jabón. Se pueden utilizar preparados/soluciones de base alcohólica. El uso de estos productos no será adecuado si las manos están visiblemente sucias/contaminadas.
Higiene respiratoria: hay que toser o escupir sobre un pañuelo de papel y desecharlo inmediatamente en un cubo con tapa y pedal; si no hay un pañuelo, sobre la parte interna del codo para evitar el contacto con la mano. Lavar las manos después de toser, escupir o sonar la nariz.
-Evitar tocar los ojos, la nariz y la boca ya que las manos facilitan la transmisión.
-Aumentar la frecuencia de la limpieza o desinfección de espacios de trabajo y superficies, en especial las que se tocan más (muebles, pomos de puertas, teclados, teléfonos, aseos, etc.). Dejar el puesto de trabajo lo más despejado posible para facilitar la limpieza.
-Uso y limpieza de aseos. Se limpiarán adecuadamente los aseos en función de la intensidad de uso y, al menos, dos veces a lo largo de la mañana. En todos los baños habrá dispensadores de jabón y papel disponible para el secado de manos.
-En las mesas de los despachos habrá un dispensador de hidrogel, para facilitar la higiene constante de manos.
-Evitar compartir comida, bebida, u otros objetos como equipos y dispositivos de otros trabajadores y, en caso de hacerlo, se deberá higienizarlo previamente. Si no es posible, lavar las manos inmediatamente antes y después de su uso.
-Se deben realizar tareas de ventilación frecuente en las instalaciones, y por espacio de al menos cinco minutos al inicio de la jornada, al finalizar y a lo largo del transcurso de la jornada, siempre que sea posible y con las medidas de prevención necesarias:
1. Cuando las condiciones meteorológicas lo permitan, mantener las ventanas abiertas el mayor tiempo posible.
2. Se debe aumentar el suministro de aire fresco.
3. El responsable de cada despacho habrá de ventilarlo a lo largo de la jornada, para renovar el aire en el mismo de forma periódica.
-Se debe vigilar la limpieza de papeleras y la disponibilidad de jabón, papel de secado de manos y gel hidroalcohólico.
-Se limitará al máximo posible el empleo de documentos en papel y su circulación.
-Los pañuelos desechables empleados para el secado de manos serán desechados en papeleras con bolsa o contenedores protegidos con tapa y accionados por pedal. Dichas papeleras deberán ser limpiadas de forma frecuente.
-A la conclusión de la jornada laboral, todas las papeleras han de ser vaciadas y desinfectadas.

b) Con respecto a la interacción con el exterior habrá que tener en cuenta:
-Usar guantes de un solo uso siempre para recoger pedidos, mercancía o albaranes, correo, así como en la manipulación de objetos que provengan de fuera de las dependencias del Obispado.
-Todo lo que entre del exterior será desinfectado: suministros, materiales, mercancía, etc. Cuando se retiren los guantes deberán observarse las recomendaciones para su retirada, depositándolos de manera correcta en un recipiente con tapa, y procediendo de manera inmediata al lavado correcto de las manos. Se optará siempre que sea posible por el lavado frecuente de las manos con agua y jabón.

3. Espacios y elementos comunes:
-El aforo máximo permitido en el conjunto de las oficinas centrales es de 14 personas, distribuidas en el total de despachos, no estando permitida la permanencia de más de 2 personas a la vez en el mismo despacho.
-No se podrán utilizar en ningún momento los pasillos como lugares de espera ni de reunión.
-Cada vez que se use la fotocopiadora central, habrá de desinfectarse la superficie por parte del usuario. Para ello se dispondrá permanentemente de una bayeta desinfectante en la sala de fotocopiadora.
-Tras la recepción de la prensa y del correo postal diario, se han de retirar inmediatamente los envoltorios plásticos por parte del responsable de reparto antes de entregarlo a su destinatario. Asimismo, en caso de recibir algún paquete por mensajería, se ha de proceder a su desinfección, así como a la limpieza de manos con jabón o hidrogel después de la recepción.
-El ascensor ha de ser utilizado de modo individual, procediendo a la desinfección tras su uso.
-Los aseos se han de desinfectar de modo regular a lo largo de la mañana.

4. Reuniones:
-Todas las reuniones de más de 3 personas, se han de desarrollar obligatoriamente en la Aula Civitatense (sala de reuniones), respetando en todo momento el aforo máximo del 50 %, que no podrá superar el número de 7 personas.
-Todas las reuniones de más de 7 personas, se han de desarrollar obligatoriamente en el Salón Mazarrasa, respetando en todo momento el aforo máximo del 50 %, que no podrá superar el número de 40 personas.
-Lavarse las manos antes y después de la reunión
-Mantener distancia de seguridad interpersonal de al menos 1,5 metros en todo momento
-Uso obligatorio de mascarilla durante el trascurso de la reunión
-No compartir elementos de escritura o de oficina
-Mantener puerta o ventana abierta mientras tiene lugar la reunión o ventilar cada 30 minutos
-Desinfección de las instalaciones al concluir la reunión

5. Atención al público:
-Siempre que sea posible, se han de priorizar las gestiones a través de vía telefónica o telemática, evitando al máximo el contacto entre personas y con documentación física.
-Todas las personas que accedan a las oficinas solicitando algún servicio, deberán hacerlo con mascarilla, como medio de protección propio y de los trabajadores. Si acuden sin ella, se le facilitará una antes de realizar la gestión pertinente. Para ello, habrá mascarillas depositadas a la entrada de las oficinas.
-Así mismo será obligatorio el lavado de manos con agua y jabón/ hidrogel y de calzado en la alfombra de desinfección situada a la entrada de las oficinas.
-Quiénes accedan a las oficinas para realizar cualquier gestión, deberán esperar en el patio, si el despacho al que se dirigen en ese momento tiene el aforo completo. No se podrá permanecer en el pasillo a la espera de ser atendido.
-Se ha de respetar en todo momento, durante la espera así como al ser atendido en el despacho correspondiente, la distancia de seguridad interpersonal de al menos 1,5 metros.
-En la sala de investigación del Archivo diocesano y catedralicio sólo se permitirá el acceso de dos investigadores al mismo tiempo, que han de utilizar en todo momento mascarilla y deberán desinfectar las manos con agua y jabón/gel hidroalcohólico antes de acceder a cualquier documento.
-Los responsables del Archivo adoptarán las medidas pertinentes de desinfección y cuarentena de los documentos objeto de manipulación por parte de los investigadores en sus consultas.

6. Medidas organizativas ante aparición de síntomas en trabajadores o contactos estrechos
a) Persona sin síntomas
Todo trabajador/a que no presente ninguno de los síntomas relacionados con la COVID-19 desarrollará su actividad diaria en el Obispado con total normalidad.
b) Persona con síntomas
1. Si inicia síntomas en el centro de trabajo
Ante la presencia de un posible caso de COVID-19 en el centro se deberán seguir las siguientes pautas de actuación:
El trabajador que inicie síntomas debe abandonar su puesto de trabajo hasta que su situación médica sea valorada por un profesional sanitario. Se debe llamar al centro de salud de Atención Primaria de referencia, o al teléfono de referencia de la Comunidad autónoma, y al Servicio de Prevención de Riesgos y se seguirán sus instrucciones. En caso de presentar síntomas de gravedad o dificultad respiratoria se llamará al 112.
Una vez que quede libre la sala donde realizaba su trabajo la persona con síntomas, se dejará cerrada hasta que se pueda proceder a su limpieza de forma meticulosa, atendiendo a las instrucciones de limpieza exigidas, así como a su ventilación.
El personal que estuviese en contacto próximo o atendiese una persona/usuario con síntomas deberá lavar las manos con agua y jabón o hacer una antisepsia de manos con soluciones hidroalcohólicas.

2. Si inicia fuera del centro los síntomas
Debe seguir en todo momento las instrucciones sanitarias que reciba.

 

Ciudad Rodrigo, Septiembre 2020