Las 12 horas de oración por las vocaciones terminan con el rezo de Vísperas

La Diócesis de Ciudad Rodrigo ha orado en este jueves por las vocaciones, 12 horas continuadas de exposición del Santísimo en la Capilla Mayor del Seminario que han terminado con el rezo de Vísperas, dirigido por el Rector, D. Anselmo Matilla.

Bajo el lema ‘Deja tu huella, sé testigo’, se ha desarrollado esta jornada y, precisamente, en las palabras que don Anselmo ha dirigido a los asistentes ha hecho referencia a cuatro huellas que marcan nuestra vida.

La primera de ellas es la llamada de Dios a ser, es decir, la llamada a la vida.

La segunda es la huella del ser cristiano a través del bautismo y la tercera, el compromiso cristiano tanto de laicos, como de religiosos y religiosas y de sacerdotes, cada uno con su vocación.

La última huella es la de la vida eterna, “la que da esperanza a toda nuestra vida”, apuntó. Su reflexión terminó con una pregunta: “¿Qué huella quieres dejar? Imprime tus manos de tinta y deja la huella de Dios en el mundo”.

La Pastoral Vocacional, la Pastoral Juvenil y la Delegación de Misiones han organizado esta jornada con el apoyo del Seminario.