La Cofradía de San Sebastián cede dos de sus piezas al Museo Diocesano y Catedralicio

El coro de la Catedral de Santa María ha sido el lugar exacto en el que se ha oficializado la cesión de dos piezas propiedad de la Ilustre Cofradía de San Sebastián, al Museo Diocesano y Catedralicio. En concreto, se trata de una corona de plata de 1678 y un libro de actas iniciado en 1834.

El presidente de esta cofradía, D. Alberto Sánchez, ha recordado que fue en junio de 2022 cuando la Junta Directiva decidió nombrar una comisión para elaborar un inventario actualizado de los bienes de la misma y hacer una propuesta de conservación. Finalmente, se decidió que el lugar adecuado para custodiarlos era ese Museo Diocesano y Catedralicio y así lo ha aceptado el Cabildo.

En este acto, llevado a cabo durante la tarde del sábado, también han estado presentes los actuales mayordomos y en su nombre, D. David Domínguez, tomó la palabra, especialmente, “para recordar a todos los cofrades fallecidos”.

D. Ángel Martín, presidente del Cabildo, agradeció la “confianza” que se tiene en la Catedral y en el propio museo, al tiempo que resaltó el valor artístico de los bienes, “pero sobre todo el valor sentimental”.

Por último, el alcalde de Ciudad Rodrigo, D. Marcos Iglesias, valoró que esta fiesta de San Sebastián, patrón de Ciudad Rodrigo, y su buena organización “es gracias al trabajo de personas muy comprometidas”.

Finalmente, firmaron todas las partes para formalizar el acuerdo por el que la cofradía puede recuperar sus bienes cuando lo estime conveniente.