El rastrillo solidario de Manos Unidas se inaugurará el 28 de noviembre en la sala de exposiciones del Seminario

El rastrillo solidario de Manos Unidas cambia este año de ubicación y se podrá visitar del 28 de noviembre al 8 de diciembre, en la sala de exposiciones del Seminario. El horario de apertura será de de 11:00 a 13:30 y de 17:30 a 19:00 horas y como en ediciones anteriores, se pondrán a al venta gran cantidad de artículos que permitan recaudar fondos para destinarlos a los proyectos que apoya esta delegación.

Manos Unidas trabaja en dos líneas: Educación para el desarrollo, sensibilizando e informando a la opinión pública española y a los órganos de poder acerca de la realidad del llamado Tercer Mundo, de la forma más completa que pueden, “sus problemas y nuestro papel en su resolución, y sus valores y peculiaridades que a todos nos enriquecen”, indican desde la delegación que encabeza Doña. Ana Lucas.
La otra línea consiste en la financiación de proyectos de desarrollo en sanidad, alimentación, educación, que “nos llegan de más de 60 países del Sur, elaborados por quienes tienen las necesidades y las ideas para hacerles frente”

Este año, los donativos de las actividades que se harán, como la Operación Bocata o ahora el rastrillo, irán destinados a apoyar los proyectos de Manos Unidas en los países del Sur, como estos:


• REDUCCIÓN DE LA CEGUERA Y ENFERMEDADES OCULARES PREVENIBLES O TRATABLES EN MEKI (Etiopia). Etiopía tiene una de las mayores prevalencias de ceguera en el mundo, con alrededor de 1,2 millones de ciegos y 2,8 millones de personas que sufren baja visión. Las enfermedades que conducen a la ceguera son consecuencia de la pobreza, malnutrición, falta de educación sanitaria y servicios sanitarios deficientes. Se solicita la colaboración de Manos Unidas para abrir una clínica oftalmológica que tratará todas las patologías oftálmicas de niños y adultos de forma gratuita, con cirugía también para pacientes del sistema público, formación en prevención y fortalecimiento del personal sanitario local. Los beneficiarios directos anuales serán 20.000 personas.

• FORTALECIMIENTO DE LA SOBERANÍA ALIMENTARIA EN FAMILIAS INDÍGENAS en tres comunidades en Alta Verapaz, Norte de Guatemala, destinada a mejorar las actividades avícolas y su control sanitario; formación para la transformación de hábitos de higiene, salud y nutrición; y participación de las mujeres, hombres y juventud en la conservación y protección de los recursos naturales y el medio ambiente. El proyecto beneficiará a 593 personas.