El Obispo preside en la Catedral el Rito de Admisión a Órdenes de D. Daniel Mielgo

La Eucaristía celebrada este viernes en la Catedral y que ha sido presidida por el Obispo, Mons. José Luis Retana, ha incluido el Rito de Admisión a Órdenes de D. Daniel Mielgo. Tal y como ha señalado don José Luis, “es un paso más” en el camino de preparación de D. Daniel hacia el diaconado permanente.

En concreto, este rito se lleva a cabo cuando el aspirante, en este caso a diácono permanente, ha alcanzando la madurez necesaria para solicitar tal admisión.

D. José Luis, tras su homilía, ha formulado varias preguntas a las que el aspirante ha respondido afirmativamente sobre su deseo de formarse para servir finalmente a Cristo, el Señor, y a su cuerpo que es la Iglesia.

El prelado le ha respondido que la Iglesia “acepta tu buen propósito”, al tiempo que ha hecho referencia a los informes que se solicitan en este proceso.

Por otra parte, al igual que se hace con los diáconos que siguen el camino hacia el sacerdocio, se constituye una comisión de órdenes  “vas a ser clérigo, hay que ir entendiendo cómo la Iglesia va preparando y cómo uno, interiormente, también se va preparando para acercarnos lo más dignamente a la Iglesia”.

Al hilo de todo lo dicho, el Evangelio de hoy recuerda que “lo importante es que todos, obispos, sacerdotes, seglares, estamos para predicar el Evangelio,  llevar la buena noticia”.

Por otra parte, “Jesús lo primero que hace es invitarnos a la conversión, cada uno tiene que ver qué tenemos que cambiar de nuestra vida para que el Reino venga a nosotros y podamos predicarlo”.