Domund

La delegación de Misiones presenta el octubre misionero

Octubre es el mes misionero por excelencia con la celebración de una cita de referencia como es el Domund por eso la delegación de Misiones de la diócesis de Ciudad Rodrigo ha presentado las actividades que realizarán a lo largo del próximo mes y las más destacadas del año.
En primer lugar, el delegado, José María Rodríguez-Veleiro quiso dar a conocer algunos de los datos de la diócesis como que cuenta con 46 misioneros repartidos por 22 países y cuatro continentes. De manera concreta, el 78% de esos misioneros son mujeres y el 75% viven en América. Por estado canónico, el 77% son religiosas, el 19% sacerdotes y el 4% sacerdotes. «Gracias a la generosidad de los vecinos de la diócesis en 2016 se enviaron a misiones 26.359,86 euros», según precisó.
En lo que a las actividades se refiere, el domingo se celebrará la Fiesta de Santa Teresita del Niños Jesús, patrona de las Misiones en la Iglesia de El Salvador. El 22 octubre es propiamente el día del Domund pero ya el 20, se desarrollará la Vigilia de la Luz en la Iglesia de El Sagrario y el 21, se invitará a los niños a salir con huchas por la calle. Tal y como manifestó Rodríguez-Veleiro, «todo se destina íntegramente a misiones, en la delegación todos somos voluntarios pero salir a la calle con huchas se hace como signo, no por sacar dinero».
Son muchas las citas que anunciaron a lo largo del año pero llama la atención que Ciudad Rodrigo será en marzo sede del Festival Interdiocesano de la canción misionera nacional, lo que quiere decir que hasta aquí se trasladarán jóvenes de todo el país. Mar Manzano, colaboradora de la delegación, reconoció que «esto va a suponer mucho trabajo pero tenemos muchas ganas».
En esta presentación también tomó la palabra el misionero salesiano, Manuel Fraile Calvo, que desde hace más de 30 años desempeña su tarea en Timor y antes vivió en Filipinas.

El misionero, Manuel Fraile, junto al delegado, José María Rodríguez-Veleiro y la colaboradora, Mar Manzano.

Visita

El Cardenal Baltasar Porras Cardozo en Villavieja de Yeltes

Han pasado ya varios días desde que el cardenal venezolano, Mons. Baltasar Porras Cardozo, visitara la localidad de Villavieja de Yeltes pero nunca está de más, traer a la actualidad ese momento.

La presencia del cardenal en este municipio ha sido una constante a lo largo de los años debido a su estrecha relación con un sacerdote de la localidad, don Gaspar Vicente, quien fuera su rector en el Colegio Santa María de Guadalupe. De hecho, en un artículo publicado allá por el año 2012 con motivo del fallecimiento de don Gaspar, decía: “No creo exagerar pero me considero su antiguo alumno más próximo a él, a lo largo de medio siglo”.

A su vera aprendió “a conocer y amar más y mejor la tierra castellana y los mejores exponentes de su espiritualidad y de su terruño salmantino, en Villavieja de Yeltes, cosechamos los mejores frutos de amistades sinceras”.

Por eso no es extraño que vuelva a aparecer por el municipio donde ofreció una Eucaristía de acción de gracias. Tampoco se puede olvidar que es Cofrade de Honor de la Cofradía de la Virgen de los Caballeros desde el año 1994.

En su última visita se mostró cercano con todos los vecinos del pueblo y se tomó fotos con muchos de ellos.

El cardenal en la iglesia de Villavieja junto a otros sacerdotes.
Encuentro con vecinos.

Inauguración curso pastoral

Raúl Berzosa: “Somos Hogar, escuela, taller, y pórtico, “para” este pueblo y “para” esta tierra”

Queridos hermanos sacerdotes; queridas consagradas; queridos todos, especialmente los agentes cualificados de pastoral que, hoy, vais a recibir la missio y el envío:

Durante el presente curso pastoral, siguiendo las directrices marcadas por la Asamblea Diocesana, nos centraremos en la comunidad cristiana.

¿Dónde tiene su origen dicha comunidad y cuál es su modelo?- Ni más ni menos que en el Seno de La Trinidad. En Dios, Uni-Trino se vive el Amor, la Vida y la Comunión perfecta. Y, este Dios, no ha querido encerrarse en sí mismo, sino que, gratuitamente, en amor de ágape, nos ha creado y hecho partícipes de lo que en el Padre-Hijo-Espíritu Ssnto se vive. Podemos afirmar que nuestro Dios es un Dios “PARA”… ¡Para dar y regalar Vida, Amor y Comunión, lo que se vive en su seno!

Por eso no es extraño que el Hijo encarnado, Jesucristo Nuestro Señor, haya sido definido por los teólogos como el “hombre PARA los demás”. Y, desde Él, su Iglesia, los que formamos su Cuerpo, como se nos viene recordando desde el Vaticano II, no es tampoco “para ella misma” sino “PARA el mundo”.

Y, desde lo que significa este “para de Dios”, deseo realizar un relectura de lo que tienen que ser nuestras comunidades, a todos los niveles (familias, parroquias, arciprestazgos, religiosas…). Me vino inspirado por un escrito del padre claretiano Bonifacio Fernández (en “Vida Religiosa”, junio 2017).

Leer más …Inauguración curso pastoral

400 aniversario Carisma Vicenciano

Raúl Berzosa: “Que tengamos inteligencia y valentía para descubrir las nuevas pobrezas y los nuevos pobres de hoy”

Eucaristía en la Catedral en el 400 aniversario.

Queridos D. José, Obispo, queridos hermanos sacerdotes, queridas consagradas, especialmente las Hijas de la Caridad, que celebráis el cuarto centenario de vuestro Carisma,  queridos todos los que formáis parte de la familia vicenciana:

Es una enorme alegría poder celebrar el 400 aniversario del carisma Vicenciano en nuestra Catedral. Muchas gracias, hermanas, por haberlo querido compartir y vivir en esta pequeña Diócesis que tanto os debe.

Este evento es como un cumpleaños comunitario. Y, siempre en el cumpleaños de un padre o de una madre, los hijos, en su corazón, se hacen al menos dos preguntas: “cómo es mi padre o madre y qué nos pide, como hijos, hasta el próximo año”. Vamos a hacer esto brevemente.

Nuestros padres carismáticos, que hoy festejamos y actualizamos, son  Luisa de Marillac y Vicente de Paul.

De Luisa de Marillac recordamos que nació en 1591, en una familia noble. Pronto quedó huérfana de madre. A los 15 años quiso entrar en un convento de capuchinas pero se lo impidió su mala salud. Se casó con el señor Le Gras. Tuvieron un hijo y quedó viuda a los 34 años. Luisa, por indicación de su director Francisco de Sales, se puso en contacto con Vicente Paul y dieron lugar a la fundación de las Hijas de la Caridad, el día de la Anunciación de 1634. En 1655 quedan erigidas canónicamente, recibiendo de Sam Vicente estas palabras: “Llevaréis el nombre de Hijas de la Caridad. Conservad este título que es el mejor que podéis tener… y no olvidéis que los pobres son vuestros señores y dueños”. El 15 de marzo de 1660, totalmente agotada, sube al cielo Luisa y, no pudiendo estar Vicente a su lado, le mandó este escrito: “Usted va delante; pronto la volveré a ver en el cielo”.

San Vicente de Paul, nació en una familia de agricultores. Sus padres vendieron un buey para que pudiera estudiar y él siempre trató de favorecerlos. Por eso pensó en la carrera sacerdotal. A los 19 años, en circunstancias especiales, recibió el sacerdocio. Sus primeros años no fueron fáciles. Al regresar de una experiencia fallida de no poder recoger una herencia, embarcado desde Marsella a Narbona, fue hecho prisionero de los turcos, quienes lo vendieron como esclavo. Tuvo por señores, respectivamente, a un pescador, a un alquimista y a un cristiano renegado al que convirtió. Éste lo dejó libre y Vicente llega a París en 1609. Trabajó en la pequeña parroquia de Chatillon. Llamado a París, funda la Congregación de Sacerdotes para la Misión, para reformar al clero, dirigir seminarios e impartir misiones populares. Desarrolla una enorme misión con los más pobres. Decía: “No es licito perdernos en teorías, mientras entre nosotros tenemos niños que necesitan para subsistir un vaso de leche. Los pobres nos juzgarán. Solo podremos entra en el cielo sobre los hombros de los pobres”. Con Luisa de Marillac, como ya dijimos, funda las Hijas de la Caridad, con esta genial consigna: “Por monasterios, tendréis las salas de los enfermos; por clausura, las calles de la ciudad; por rejas, el temor de Dios; y por velo, la santa modestia”. Falleció y subió al cielo, como Santa Luisa, en el año de 1660.

Hijas de la Caridad en Ciudad Rodrigo.

Leer más …400 aniversario Carisma Vicenciano

Curso Pastoral 2017-2018

‘La Iglesia vivida como la Comunidad Cristiana’, invitación del nuevo curso pastoral

El próximo sábado 23 de septiembre arrancará de manera oficial el curso pastoral 2017-2018. A las 17:30 horas tendrá lugar la ponencia ‘La existencia y renovación de la Comunidad Cristiana’, a cargo de D. Antonio Ávila, director del ISP, con sede en Madrid, de la Universidad Pontificia de Salamanca. La conferencia se desarrollará en el salón Obispo Mazarrasa.

A las 19:00 horas tendrá lugar en la S. I. Catedral presidida por el obispo Mons. Raúl Berzosa, la Eucaristía; en la misma, se procederá al envío de los agentes pastorales.

Este año, toda la diócesis está invitada a contemplar ‘La Iglesia vivida como la Comunidad Cristiana’, un paso más dentro de las etapas que se marcaron en la Asamblea Diocesana donde se hizo sentir la necesidad de experimentar la Iglesia como Iglesia sinodal, participativa y corresponsable.

El Vicario de Pastoral de la diócesis. D. José Manuel Vidriales, recuerda que “cada curso pastoral nos llama a dar pasos nuevos y asentar otros ya iniciados” y todo, con el fin de “crecer y madurar”.