Semana de la Caridad

Cáritas alerta de que la situación de crisis sigue “estancada” en Ciudad Rodrigo

Maribel Yugueros, Raúl Berzosa y María Ollaquindía.
Maribel Yugueros, Raúl Berzosa y María Ollaquindía.

La celebración del Corpus Cristi el próximo domingo marca las actividades de la Semana de la Caridad que se han presentado en los salones de Cáritas.

Los datos son muchos pero de manera general, la directora de Cáritas en Ciudad Rodrigo, Maribel Yugueros, destacó que la situación económica en la comarca «sigue estancada, nos costó más entrar pero va a costar más salir y las perspectivas no son buenas, no notamos nada, las cifras que manejamos son más o menos las mismas que las del año anterior».

Durante 2015, los recursos económicos de Cáritas ascendieron a 267.561 euros, y la partida más significativa fue la de acogida, con 80.136 euros. Esta cantidad, según los datos que recordó el obispo de la diócesis, Raúl Berzosa, permitió atender a 1.026 personas y a un total de 363 familias.

El resto de partidas se distribuyen en apartados como la atención psicológica, que dio cobertura a 97 personas o el empleo, que permitió la gestión de 23 ofertas de trabajo de las que se han materializado al menos cuatro con la contratación de ese número de personas.

Por otra lado estaría la procedencia de esos fondos de Cáritas de los que 98.967 euros proceden de diferentes administración como son la Junta de Castilla y León, el Fondo Social Europeo a través de programas operativos, el ministerio de Igualdad y la Diputación provincial de Salamanca. De las instituciones eclesiales procede otra parte muy importante, 77.183 euros, con partidas de la Conferencia Episcopal, Cáritas Española y la Diócesis de Ciudad Rodrigo.

En el capítulo de las empresas está la Fundación de Amancio Ortega, de la que llegaron en 2015, 28.800 euros a Ciudad Rodrigo. La Fundación Reale aportó otros 19.000 euros y la Fundación Campo, 4.650 euros.

En el apartado de otros, con 38.960 euros, se incluye el campamento que cada año organiza esta delegación, los donativos para ayudar a Nepal y donativos particulares, que sumaron 32.429 euros.

La delegada episcopal de Cáritas en la diócesis de Ciudad Rodrigo, María Ollaquindía, insistió en el hecho de que «la persona está por encima de todo» y apeló a la necesidad de «garantizar sus derechos y su dignidad» pasando eso sí, «de la indiferencia a una cultura de compasión».

A pesar de todos los datos, el prelado civitatense, Raúl Berzosa, consideró que «los papeles son fríos y se quedan cortos», apuntando que lo más destacado de la memoria son las personas.

De igual modo, adelantó que «en breve tendremos nuevos estatutos de Cáritas» pues desde que se creó esta acción socio caritativa de la Iglesia no se habían actualizado.

Por otra parte, y dado que en ocasiones existen equivocaciones, Berzosa explicó que «la tarea específica de Cáritas Diocesana es asistir al obispo en su ministerio de caridad y la de promover, vertebrar y coordinar las iniciativas caritativo sociales diocesanas»; siempre, «atendiendo a los más pobres y necesitados, promoviendo acciones socio caritativas y de promoción humana y social, respondiendo a las emergencias humanitarias y ayudando a promover la justicia a la luz del Evangelio».

Precisamente, el obispo de la diócesis pronunció la primera de las conferencias de esta Semana de la Caridad en la que habló de la encíclica del Papa, ‘Laudato si’.

El martes se desarrollará un encuentro de voluntarios de Cáritas. El miércoles, la teóloga y educadora social, Pepa Torres, hablará sobre ‘Acoger y anunciar al Dios de las periferias hoy’.

Ya el jueves, el ponente será Fernando García, delegado de Cáritas en Burgos, que hablará sobre ‘La dignidad de la persona y el bien común: Fundamentos del quehacer político’.

El sábado será igualmente un día destacado con la celebración del jubileo diocesano de la acción socio caritativa y el domingo, será el Corpus Christi, Día de la Caridad.

Los actos se cerrarán con una paella solidaria en la plaza del Buen Alcalde el tres de junio.