Díez Taravilla, 15 – 37500 CIUDAD RODRIGO – Tfno.: 923 46 08 43 – info@diocesisciudadrodrigo.org

Pastoral para el Adviento

En el marco de Adviento desde la la Delegación de Catequesis plantean estas sugerencias pastorales que están concebidas como celebraciones, Eucarísticas o no, que pueden celebrarse cualquier día de la semana. Siguen este itinerario: VER – ESCUCHAR – MOVERSE – ENCUENTRO Y ACCIÓN DE GRACIAS.

Ver y escuchar al ángel. ‘Las gafas del amor’

1. Entrada

Buenos días y bienvenidos a esta pequeña celebración. Hemos venido aquí en grupo, nos conocemos, nos vemos y nos hablamos, compartimos (catequesis, colegio, deportes Normal, no es ningún secreto. Pero a lo mejor, sí es un secreto que entre nosotros hay alguien aquí que nos acompaña (Mueve y mueven la cabeza buscando con la vista). ¿Lo veis7 ¿sí, no? … (Pueden decir Jesús o no saber qué decir). iClaro! Se trata de Jesús… Pero unas veces lo vemos y sabemos que está con nosotros, y otras veces no… (Sale un niño con un cartel con el texto de Juan)

«Dentro de poco ya no me veréis, pero dentro de otro poco me volveréis a ver». Entonces comentaron algunos: ¿Qué significa “dentro de poco ya no me veréis, pero dentro de otro poco me volveréis a ver?”» ( Jn 16,16-17)

A ver… ¿qué dice este cartel… ? ¿Quién sabe explicarlo?… (Diálogo sobre el verle y no verle. Luego se coloca el cartel en lugar céntrico para que se pueda leer bien).

2. Ejercicio de ver a Jesús presente

Os voy a pedir a todos que, al comenzar esta celebración, hagamos un esfuerzo por ver a Jesús aquí, presente entre nosotros. No está arriba ni abajo, ni dentro ni fuera. Está en todo y en todos de manera misteriosa. Nos lo prometió. Es tiempo de “verle” de manera misteriosa pero real. Nos colocamos bien sentados y relajados… cerramos los ojos… intentamos verle con los ojos del corazón… (Momento de silencio)… Abrimos los ojos y sin movernos intentamos verle y sentirle presente de nuevo en todo y en todos… (Momento de silencio). .. No sé en cuál de los dos momentos estamos cada uno de nosotros, en el de “me veréis” o en el de “no me veréis”. La vida es así: unas veces vemos y otras no vemos a Jesús presente en nuestra vida. Os voy a presentar dos escenas: en una de ella habla Jesús. En la otra habla otro personaje. (Las escenas pueden ser leídas o representadas, cada una de ellas en un extremo).

Primera escena:

«Velad entonces, pues no sabéis cuándo vendrá el dueño de la casa, si al atardecer, o a medianoche, o al canto del gallo, o al amanecer; no sea que venga inesperadamente y os encuentre dormidos. Lo que os digo a vosotros lo digo a todos: velad!» (Mc 13, 35-37)

Segunda escena

«Os anuncio una buena noticia que será de gran alegría para todo el pueblo. Hoy, en la ciudad de David, os ha nacido un Salvador,… Y aquí tenéis la señal: Veréis a un niño envuelto en pañales. (LC 2, 10-13)

3. Diálogo

  • ¿Quién habla en cada escena?
  • ¿En qué se parecen las dos escenas?
  • (En la primera habla Jesús y en la segunda el ángel. Se parecen en que en las dos ocasiones están atentos para verle y escucharle. El sirviente de la casa y los pastores están velando y ven llegar al dueño y al ángel. i Velar para ver y encontrar a Jesús! iHay que estar atentos y vigilantes para verle y encontrarle! h está, viene, pero… muchas veces pasamos de largo sin verle ni escucharle).
    • Hay dos tipos de ángeles: Unos son “ángeles con alas”, como el de los pastores de Belén. Lo representamos con alas, y conocemos su mensaje porque nos lo cuenta la Biblia. ¿Cuál es el mensaje del ángel de los pastores?… (Enseñar la imagen del ángel con alas, o una simple cartulina con la palabra PAZ)

    NOTA: Puede pedirse el Power Point con las imágenes y el diálogo a la dirección de la revista: jlsabo@salterrae.es

    • Otros son “ángeles con vaqueros”, es decir, cualquier persona puede ser un ángel, un enviado de Dios. (Enseñar la imagen del ángel con vaqueros, o una simple cartulina en blanco) ¿Cuál es el mensaje del ángel con vaqueros? iPara leer y conocer su mensaje, necesitamos unas gafas especiales! ¿Qué gafas necesitamos? (Las gafas del amor)
      • Estamos en Adviento, tiempo de velar como los pastores, tiempo de escuchar la voz del ángel para poder ir al “portal”. Tiempo de ver los “ángeles con vaqueros”, es decir cualquier persona que nos rodea, y leer en ellos su mensaje. (Varios niños se colocan de frente sujetando cartulinas en blanco)
      • ¿Qué mensaje nos pueden estar transmitiendo esta personas sin palabras? O, dicho de otra manera, ¿cuándo tenemos esas gafas especiales para ver y escuchar mensajes que otros no ven ni escuchan?
    • (Diálogo con ejemplos: un compañero solitario,. etc.) 

      4. Oración en silencio

      Ahora, procuramos colocarnos en postura relajada, para rezar en silencio ante esta cartulina en blanco. Esta cartulina en blanco es el signo de la primera semana de Adviento. Tenemos que descubrir su contenido. Si miramos con las gafas del amor, no está vacía, sino llena de vida, de personas y de situaciones, que hay que aprender a descubrir. (Se invita a mirarla fijamente en silencio y a decir lo que ven cuando vean algo: “yo veo gente pasando hambre”; “yo veo un niño llorando por miedo”; etc. Posiblemente necesiten un poco de ayuda, aunque los niños suelen ser muy imaginativos)

      – Muy bien: estamos viendo una realidad con los ojos del amor, y estamos escuchando su mensaje. ¿Qué mensaje nos están transmitiendo? (Se invita a seguir mirando y escuchar mensajes y llamadas: “ayúdame” no pases de largo”… etc.)

    • 5. Lectura de peticiones (con pausas) Enséñanos a mirar con las gafas del amor

      Enséñanos a ver como Tú

      Enséñanos a no pasar de largo

      Enséñanos a ponernos en el lugar del otro

      Enséñanos a romper las barreras que nos impiden ver

      Enséñanos a no cerrarnos en nuestro egoísmo

      Enséñanos a leer con el corazón

      Enséñanos a escucharte, verte y seguirte.

      6. Entrega de signo y despedida

      Para finalizar la celebración, os entregamos un signo: una pegatina con las gafas del amor, para que nos recuerde que esta semana nos vamos a esforzar en “saber mirar la realidad” (Según la edad y la ocasión, se puede invitar a pegarla en una ficha, para apuntar las veces que se ha mirado con las gafas del amora lo largo de la semana).

Copyright © 2012. Diócesis de Ciudad Rodrigo. Todos los derechos reservados.