Día de Santa Marta

Raúl Berzosa: “No se trata de oponer la contemplación y la acción, sino de resituar u ordenar las prioridades en la vida: lo primero, es escuchar a Jesús y a partir de ahí, los afanes de la vida”

Queridos hermanos sacerdotes, querida comunidad de religiosas, queridos residentes y personal laboral, queridos todos:

En este día, tan especial para esta casa, quiero hablaros, brevemente, de dos realidades: del evangelio del día y de algún rasgo de Santa Teresa de Jesús Jornet e Ibars, fundadora de las Hermanitas de los Ancianos Desamparados.

En cuanto al Evangelio, hemos contemplado cómo Jesús sabe tomar un descanso y gozar de la santa amistad y hospitalidad de una familia de Betania compuesta por tres hermanos: Lázaro, Marta y María.

En esta ocasión se nos presenta a Marta preocupada por las tareas domésticas. María está sentada a los pies de Jesús, escuchándole. Ciertamente tiene mérito la actitud de Marta de atender lo mejor posible al huésped. Sin embargo Jesús alaba más la actitud de María, porque “ha escogido la mejor parte”.

No se trata de oponer la contemplación y la acción, sino de resituar u ordenar las prioridades en la vida: lo primero, es escuchar a Jesús. Y, a partir de ahí, los afanes de la vida.

Para nosotros, es una doble llamada de atención: una, para la vida y, otra, para vivir mejor la Eucaristía. Para la vida, porque tendremos que examinarnos y valorar si nos refugiamos en la oración sin trabajar lo suficiente o si caemos en un activismo sin atender la vida de oración. No podemos separar el amor apasionado a Jesús (con momentos de “oración de alcoba” o de encuentro personal con Él) de las obras del reino o vida de compromiso misionero. Hay que unir Rey y Reino (mística y obras).

Leer más …Día de Santa Marta

JMJ

Los jóvenes de la diócesis ya están participando en el encuentro con el Papa

Más de 30.000 jóvenes y 51 obispos españoles participan desde hoy en la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ) de Cracovia (Polonia) que tiene lugar del 26 al 31 de julio bajo el lema: Bienaventurados los misericordiosos, porque ellos alcanzarán misericordia (Mt 5,7). El Santo Padre Francisco eligió la quinta de las ocho Bienaventuranzas, que dijo Jesús en su Sermón a la orilla del Mar de Galilea, para subrayar la importancia de las Bienaventuranzas que son el corazón de la enseñanza de Jesucristo. En su primer Sermón, Jesús nos deja ocho indicaciones de la actitud que nos acercan al Reino de los Cielos.

d0a1f6bab266325eb5bb588838fa1cb4fae4e85ed58d9d4613135b5e9bdc48005d44f34c4d8d915131ddde997de1c302

Funeral del Rvdo. D. Marcelino Legido López (Casa de la Iglesia, Salamanca)

Raúl Berzosa: “Si importante fue la impronta dejada como intelectual y teólogo, mayor aún fue, sin duda, su testimonio profético que tanto marcó a decenas de sacerdotes de nuestras diócesis castellanas”

Querido hermano D. José, Obispo y amigo; queridos Vicarios y hermanos sacerdotes de la Diócesis de Salamanca y de otras aquí representadas; queridos familiares y amigos de D. Marcelino; queridos consagrados y consagradas; queridos todos:

Ayer, por la mañana, a través de D. José Manuel Vidriales, mi Vicario de Pastoral y discípulo y amigo personal del finado, me llegaba la triste noticia: ha fallecido D. Marcelino. Inmediatamente llamé a D. Florentino y me ofrecí a presidir esta Eucaristía, en ausencia de D. Carlos y otros hermanos obispos que se encuentran participando en la JMJ, en Polonia. Vaya por delante mi agradecimiento más sincero al Obispo de Salamanca por dejarme presidir esta celebración. Para mí es una verdadera gracia.

Al mismo tiempo que rezamos por D. Marcelino y damos gracias por su longeva vida, estamos siendo testigos de un evento histórico no sólo para la Diócesis de Salamanca sino para la sociedad y la cultura de hoy; porque se nos ha ido al cielo uno de los grandes pensadores salmantinos del siglo XX y uno de los más cualificados testigos y profetas del cristianismo de nuestros días; fue pastor vocacionado y místico agraciado. Con qué pasión gritaba: “¡Cristo! Cristo, nuestro principio; Cristo, nuestra vida y nuestra guía; Cristo, nuestra esperanza y nuestro término. Él solo. Ninguna otra luz. Ninguna otra verdad. Ninguna otra aspiración. Ninguna otra esperanza. Solo él. Exclusivamente él. Totalmente él”.

Recordamos que Don Marcelino nació el 9 de enero de 1935, en  San Esteban de Zapardiel (Ávila), y fue ordenado sacerdote el 19 de junio de 1966. Sirvió como párroco en varios pueblos de la Diócesis de Salamanca: Cubo de Don Sancho, Traguntía, Peralejos de Abajo, Peralejos de Arriba y Torrejón de Alba.

Leer más …Funeral del Rvdo. D. Marcelino Legido López (Casa de la Iglesia, Salamanca)

Arciprestazgos

Más de un centenar de personas del Campo Charro participan en una convivencia

Más de 100 personas del arciprestazgo Campo Charro, de las parroquias de Boadilla, Retortillo, Martín de Yeltes y Sancti Spíritus, han vivido hoy una jornada de convivencia y de celebración del Jubileo de la Misericordia. Durante la mañana, se acercaron al Santuario de la Peña de Francia que es templo jubilar este año; e hicieron una procesión para entrar por la Puerta Santa y celebrar allí la Eucaristía. Después hubo una comida para todos en el merendero de El Maíllo y la jornada finalizó con una visita a La Alberca.

6431d380b1fef8d32d552b916192d323

Consagración religiosa

Raúl Berzosa: “Cuando uno ha llegado a comprender que el amor de Dios opera en las profundidades del hombre, debe trabajar por favorecer esa acción del Espíritu en sí mismo”

 

Queridos hermanos sacerdotes, querida comunidad de franciscanas, especialmente querida Sor María Consuelo, queridos familiares, queridos amigos y bienhechores del Monasterio, queridos todos:

Hace unos momentos, Sor María Consuelo proclamaba: “Pido humildemente la gracia de renovar mi consagración al Señor para servir más fielmente a mi fraternidad, a la Iglesia y a la humanidad entera para gloria de Dios y por el resto de mi vida”. Mejor expresado y con menos palabras, no se puede formular. ¡Felicidades, extensivas a la comunidad y a su familia aquí presente!

En la primera lectura, del profeta Oseas, has podido gustar, Sor María Consuelo, que lo relatado era tu misma experiencia: el Señor, como al profeta, “te sedujo y te ha hablado al corazón”. Más aún: “te ha desposado con Él para toda la eternidad”. Por eso, con el Salmo 88, te has comprometido a “cantar siempre las misericordias del Señor”. Y, con la carta a los Filipenses, has querido renovar tu consagración, volviendo a colocar, como el Gran Tesoro y El Primero en tu Vida, a nuestro Señor Jesucristo. Sabiendo que estás todavía en camino hacia la meta y que deberás seguir recorriéndolo, con amor y con fidelidad, por lo que reste de tu vida. ¡Es la plenitud y la realización! El Evangelio de San Marcos te lo subrayaba: “el que deja todo por Jesucristo, recibe el ciento por uno en esta vida y, en la edad futura, la vida que no tendrá fin”. ¡Gracias por haber elegido la mejor parte! ¡Que lo que el Señor ha comenzado en ti, desde hace ya veinticinco largos años, Él mismo lo lleve a plenitud!

Ayer mismo, el Papa Francisco nos regalaba una nueva Constitución Apostólica para la Vida Contemnplativa: Vultum Dei Quaerere, buscar el rostro de Dios. Se nos dice que sois signo y profecía de la Iglesia virgen, esposa y madre; y memoria de la fidelidad con que Dios sigue sosteniendo a su pueblo a través de los eventos de la historia: “¿qué sería de la Iglesia sin vosotras?” – Apreciamos mucho vuestra vida de entrega total y de oración; sois ofrenda para llevar la buena noticia del Evangelio a los hombres y a las mujeres de nuestro tiempo. La Iglesia os necesita. Os invito a que leáis, personalmente y en comunidad, dicho documento papal.

Leer más …Consagración religiosa