Díez Taravilla, 15 – 37500 CIUDAD RODRIGO – Tfno.: 923 46 08 43 – info@diocesisciudadrodrigo.org

La diócesis de Ciudad Rodrigo está ubicada en la provincia eclesiástica de Valladolid y se encuentra situada en el ángulo suroeste de la provincia civil de Salamanca, en la comunidad de Castilla y León. Tiene actualmente una extensión de 4.264 Km2. Limita al Norte y al Este con la Diócesis de Salamanca, al Sur con la Diócesis de Coria-Cáceres (provincia de Cáceres) y al Oeste con la Diócesis de Guarda (Portugal). Su territorio se divide en 7 arciprestazgos: Abadengo, Agueda, Argañán, La Ribera, Ciudad Rodrigo, Campo Charro y Yeltes.

El Obispado de Ciudad Rodrigo, de origen medieval, se considera continuación canónica de Caliabria, elevada a categoría de Diócesis en la época visigoda según el “Parroquial Suevo” (cf. P. David, Etudes historiques sur la Galice et le Portugal, pag. 37) y situada cerca de la desembocadura de los ríos Agueda y del Coa en el Duero, a dos kilómetros de Castelo Melhor y a ochenta de Ciudad Rodrigo.

Reconquistada la plaza de Ciudad Rodrigo hacia el año 1.102 por el Conde Rodrigo González de Girón, de donde recibe el nombre de “Civitas Roderici”. (Ciudad Rodrigo), la ciudad tomó una importancia decisiva en el reinado de Fernando II de León (1.157-1.188). El monarca leonés fomentó su repoblación, la favoreció con muchos privilegios y, para dar más estabilidad a esta población, pensó establecer allí un obispado.

De acuerdo con el arzobispo de Santiago de Compostela, don Fernando II determinó la fundación de la Diócesis de Ciudad Rodrigo el 13 de febrero de 1.161 (cf. A. López Ferreiro, Historia de la Iglesia de Santiago, Santiago 1.901, 4, ap. 30, pag. 78). Sin embargo no aparece el nombre de ningún obispo hasta el 10 de junio de 1.168 en el que suscribe: “Dominicus, electus Civitas Roderici” (cf. A. López Ferreiro, Historia de la Iglesia de Santiago, 4, ap. 39, pág, 97-98).  Sus obispos se consideraban continuadores de la antigua Diócesis de Caliabria; de aquí que firmaran también con el título de “Caliabriensis” (cf. F. Fita, Don Domingo, obispo de Caliabria, en “Bol. Academia de la Historia”, 62, 1913, 270-275).

La creación de la nueva Diócesis encontró dificultades en Salamanca, que veía mermados sus territorios por el Oeste, pero la discusión de límites fue zanjada en las concordias de los años 1.173 y 1.174 (cf. J. Conzález, Regesta de Fernando II, n. 30, pág. 253; F. Marcos Rodríguez, Catálogo de documentos del archivo catedralicio de Salamanca, Salamanca 1.962, n. 59, pág. 20-21; y M. Villar y Macías, Historia de Salamanca, I, pág. 236).

Con estas concordias y los informes favorables llevados a Roma por el legado Cardenal Jacinto, se obtuvo del Papa Alejandro III la aprobación y confirmación definitiva de la Sede Civitatense, otorgada por Bula del 25 de mayo de 1.175 (Cf. F. Fita, El Papa Alejandro III y la Diócesis de Ciudad Rodrigoen “Bol. Academia de la Historia”, 62, 1.913, 155). Quedaba como sufragánea de Santiago de Compostela y a esta archidiócesis perteneció hasta el año 1.851, en que fue creada la Provincia Eclesiástica de Valladolid, pasando Ciudad Rodrigo a formar parte de ella.

La línea divisoria entre Ciudad Rodrigo y Salamanca, según las citadas concordias, se hacía pasar entre los ríos Huebra y Yeltes. Por el Oeste la Diócesis de Ciudad Rodrigo se internaba en el actual Portugal, donde tenía cuarenta y cinco parroquias en la región de Sabugal y que perdió definitivamente en la época del Cisma de Occidente (1.378-1.417). A pesar de las reclamaciones hechas por el obispo Alfonso de Paradinas (1.469-1.485), el Papa Sixto IV confirmó la desmembración por Bula del 21 de Junio de 1.481. Lo intentó nuevamente el obispo Martín de Salvatierra (1.591-1.601), pero la confirmación ya no fue revocada.

Con la Diócesis de Coria los límites se fijaron en las concordias de los años 1.193 y 1.223, quedando dentro de Ciudad Rodrigo el arciprestazgo de Sierra de Gata con los pueblos de Eljas, Trevejo, San Martín de Trevejo, Villamiel, Descargamaría y Robledillo de Gata (Cáceres).

Las frecuentes guerras con Portugal fueron muy funestas para la Diócesis; pero el Obispado no quedó interrumpido en ningún momento. Las iglesias, muchas veces saqueadas y destruidas, se restauraron principalmente a lo largo de los siglos XVI y XVII.

El Concordato de 1.851 determinó la supresión de la Diócesis, pero ésta no se llevó a efecto. La Sede estuvo vacante durante 24 años, desde 1.843 a 1.867. A partir de este año y hasta 1.884 Ciudad Rodrigo estuvo regida por los obispos de Salamanca en calidad de Administradores Apostólicos. El año 1.884 se logró que Ciudad Rodrigo tuviera obispo propio, si bien todavía como Administrador Apostólico. Esta situación cambió el 2 de febrero de 1.950, cuando, por Bula del Papa Pío XII, Mons. Jesús Enciso Viana pasó a ser obispo residencial.

Como consecuencia del Concordato de 1.953, los límites de la Diócesis sufrieron una nueva variación el 20 de julio de 1.958, para ajustar la delimitación territorial eclesiástica a la de la provincia de Salamanca. Por este motivo Ciudad Rodrigo cedió a Coria-Cáceres el mencionado arciprestazgo de Sierra de Gata. Recibió, en cambio, dentro de la provincia de Salamanca las parroquias de Aldeanueva de la Sierra, Anaya de Huebra con su filial Gallegos de Huebra, Avililla de la Sierra, Mieza, Muñoz, San Muñoz, Sanchón de la Sagrada, La Sagrada, Tamames y Villares de Yeltes con la filial de Pedro Alvarado (cf. “Actae Apostolicae Sedis” 51, 1.959, 38-40). También pasó a Ciudad Rodrigo el Monasterio de Porta Coeli de El Zarzoso. No así el Santuario de la Virgen de la Peña de Francia, a pesar de su proximidad geográfica.

Entre los prelados más insignes de la Diócesis Civitatense merecen señalarse: D. Alfonso de Paradinas (1.469-1.485), fundador de la Iglesia Nacional Española de Santiago en Roma y del Hospital de los españoles en la Ciudad Eterna. D. Juan Pardo de Tavera (1.514-1.523), fundador del Convento de Santa Cruz para Religiosas Agustinas y constructor del ábside de la Catedral, y más tarde arzobispo de Toledo y cardenal. D. Pedro Pacheco (1.537-1.539), cardenal y reformador de la Universidad de Salamanca, que asistió al Concilio de Trento. D. Diego de Simancas (1.564-1.568), del Consejo de la Inquisición, Virrey de Nápoles y escritor. Martín de Salvatierra (1.591-1.604), que celebró el primer Sínodo diocesano y fundó el convento de Franciscanas Descalzas. D. Jerónimo Ruíz de Camargo (1.613-1.622), de gran erudición bíblica. Gregorio Téllez (1.721-1.737), promotor de la devoción al Sagrado Corazón de Jesús. D. Cayetano Antonio Cuadrillero (1.763-1.777), fundador del Seminario diocesano y del Hospicio o Casa Cuna.

Más recientemente hay que mencionar a D. José Tomás de Mazarrasa (1.884-1.907), primer Administrador Apostólico de Ciudad Rodrigo al cesar la Administración Apostólica del Obispo de Salamanca, fundador del Asilo de las Hermanitas de los Ancianos Desamparados, del Convento de Carmelitas Descalzas y del Colegio de la Compañía de Santa Teresa. Y D. Demetrio Mansilla Reoyo (1.964-1.988), eminente historiador, que asistió al Concilio Vaticano II y rigió la Diócesis de Ciudad Rodrigo durante 24 años.

Nuestra Diócesis a día de hoy

Ciudad Rodrigo tiene actualmente una extensión de 4.264 Km2. Cuenta con alrededor de 40.000 habitantes de hecho, de los que la mayor parte son católicos, y 121 parroquias, distribuidas en 7 arciprestazgos: Abadengo, Águeda, Argañán, La Ribera, Ciudad Rodrigo, Campo Charro, y Yeltes.

Sacerdotes diocesanos: El número de sacerdotes incardinados en la diócesis es de 87, de los que 65 residen en ella y 22 fuera. Dedicados al ministerio parroquial, como párrocos, vicarios parroquiales o adscritos hay 52 sacerdotes. La media de edad del clero es de 67,06 años.

El Seminario Diocesano cuenta con Seminario Menor y Mayor. Los alumnos del Seminario Menor residen y se forman en Ciudad Rodrigo, los del Seminario Mayor residen en Salamanca acudiendo a las clases de la Facultad de Teología de la Universidad Pontificia. En el presente Curso 13-14 hay 30 muchachos en el Menor y 3 en el Mayor.

En la Diócesis hay 18 Institutos de vida consagrada: – contemplativas: 4 casas – de vida activa: 13 casas – institutos: 1.

Movimientos de Apostolado Seglar y Asociaciones de espiritualidad laical, sin contar las numerosas cofradías y otros grupos: de adultos, 8 movimientos apostólicos y 11 asociaciones de espiritualidad; de jóvenes, 5 entre movimientos apostólicos y grupos parroquiales

Cáritas diocesana de Ciudad Rodrigo en nombre de toda la comunidad cristiana atiende a los excluidos de la sociedad y promueve una sociedad más justa y fraterna. Según aparece en la memoria 2011 destinó a ello la cantidad de 176.207,64 euros en distintos programas como acogida y empleo, mujer, hecho migratorio, etc. Además existen otras entidades que trabajan al servicio de los pobres y necesitados como Manos Unidas (proyectos de cooperación internacional), Conferencias de San Vicente de Paúl, Voluntarias de la caridad, etc. Igualmente varias comunidades religiosas atienden a los ancianos en Residencias.

La Diócesis tiene como Patrono a San Isidoro de Sevilla, cuya fiesta se celebra el 26 de abril. La ciudad episcopal tiene como Patrono principal a San Sebastián.

La denominación latina de la Curia es Civitatensis.

La Diócesis cuenta con unos 150 catequistas aproximadamente, preferentemente de la infancia y de la adolescencia. El 80 % de los niños y preadolescentes asisten a la catequesis parroquial desde su iniciación hasta que reciben el Sacramento de la Confirmación. En varias parroquias existen grupos de Catequesis de Adultos.

En la Diócesis funciona el Centro Teológico Civitatense “San Isidoro” para laicos y religiosas.Además del Seminario Diocesano, hay dos colegios católicos de Enseñanza, regentados por Religiosas.En la Enseñanza religiosa escolar trabajan 27 profesores: 9 en los centros privados (1 sacerdote, 3 religiosas y 5 seglares) y 18 en los centros públicos, propuestos por el obispado y contratados por la administración: 3 sacerdotes y 15 seglares. La Diócesis tiene como Patrono a San Isidoro de Sevilla, cuya fiesta se celebra el 26 de abril. La ciudad episcopal tiene como Patrono principal a San Sebastián, confirmado por Decreto de la Congregación para el Culto Divino y Disciplina de los Sacramentos, de 7 de enero de 1.997.

 

CALENDARIO DIOCESANO

  • 20 de enero, San Sebastián, mártir, Patrono de Ciudad Rodrigo, solemnidad en la ciudad.
  • 26 de abril, San Isidoro de Sevilla, doctor de la Iglesia, Patrono de la Diócesis, fiesta.
  • 15 de agosto, Asunción de la Santísima Virgen, Título de la Catedral, solemnidad.
  • 8 de septiembre, Nuestra Señora de la Peña de Francia, Patrona de la Provincia de Salamanca, fiesta.
  • 25 de septiembre, Fiesta en la diócesis de Beata María Nieves Crespo López, Virgen y Mártir
  • 15 de octubre, Santa Teresa de Jesús, Patrona de la Provincia Eclesiástica de Valladolid, fiesta.
  • 20 de noviembre, aniversario de la Dedicación de la Catedral, solemnidad en la Catedral, fiesta en la Diócesis.

Copyright © 2012. Diócesis de Ciudad Rodrigo. Todos los derechos reservados.