Díez Taravilla, 15 – 37500 CIUDAD RODRIGO – Tfno.: 923 46 08 43 – info@diocesisciudadrodrigo.org

 DELEGACIÓN DIOCESANA DE FAMILIA Y APOSTOLADO SEGLAR

 

Delegados: Javier Ramos y Mayte Sánchez

Consiliario: D. Antonio Nicolás Risueño Pérez.

Tfno.: 923 46 08 43

E-mail: familia@diocesisciudadrodrigo.org

 

¿Qué razones hay para repensar la pastoral familiar en nuestra diócesis?

  • Primera razón: hay un programa que nace de la Asamblea diocesana para cinco años y que incide en toda la pastoral también en la pastoral de familia.
  • Otra muy importante: hay una propuesta, una exhortación apostólica, del Papa Francisco para toda la Iglesia, Amoris Laetitia, que recoge las conclusiones de un sínodo de obispos y las respuestas de una encuesta hecha a todo el Pueblo de Dios.

Y pensamos que en la pastoral familiar nos jugamos mucho. Porque las familias pueden tener mucha influencia e importancia en este la propuesta de la fe a las nuevas generaciones que son el futuro.

El Concilio nos dijo que la Iglesia es comunión y es pueblo de Dios. Así que hay que trabajar para ampliar la corresponsabilidad en nuestra Iglesia, todos somos Iglesia, todos somos responsables: responsables los unos de los otros, responsables de la evangelización y del funcionamiento de la Iglesia hacia adentro y hacia afuera. Y por eso es necesario promover equipos, favorecer la coordinación y buscar objetivos comunes. Y trabajar para fortalecer los lazos comunitarios en nuestras parroquias, en los arciprestazgos y en la diócesis.

Nosotros, en la delegación de familia, estamos trabajando en equipo de momento con otros cinco matrimonios y un consiliario.

Toda la pastoral hoy está necesitada de conversión, debemos dar pasos para ir más allá, como nos dice el Papa Francisco, no puede ser ya una pastoral de mantenimiento, no puede estar encerrada en rutinas, ensimismada, sino buscar nuevos caminos, salir a las periferias, una pastoral misionera y corresponsable para el mundo de hoy, para proponer hoy la fe a las personas cercanas a la Iglesia y a las alejadas.

Y también como dice el papa tenemos que acompañar, discernir, integrar y sanar. Acompañar a las familias y a las personas en sus procesos vitales, ponernos a su lado. Discernir, abrir caminos, escuchando al Espíritu, entre todos. Integrar: todos somos necesarios en este momento de la Iglesia, para buscar el Reino de Dios. Y sanar: a quien está, herido, echado a un lado como hizo aquel extranjero samaritano en la parábola de Jesús.

Qué pasos queremos dar este año pastoral:

En cuanto a la preparación al matrimonio: el papa habla de una preparación remota, una próxima y una inmediata. En la delegación este año queremos abordar la preparación inmediata, para ello se están trabajando unos materiales, ya tenemos un instrumento de trabajo. Vamos a buscar en cada arciprestazgo dos matrimonios para con este material preparar a las parejas que pidan el sacramento del matrimonio este año, para eso es muy importante que los párrocos, busquen o propongan un matrimonio o dos en las parroquias más grandes para que sean ellos quienes preparen los futuros contrayentes, nosotros, la delegación, nos comprometemos a ofrecerles el material y a formarlos para esa tarea.

Queremos hacer un mapa de la realidad de las familias que tenemos en nuestra diócesis, no una recopilación de números, sino un mapa de personas y situaciones reales y para esto nos serviremos de la estadística que aparece en los materiales de trabajo del arciprestazgo del mes de noviembre en las páginas 18 y 19. Ya en noviembre se pueden recoger datos para este objeto.

Queremos consolidar el equipo de la delegación y para eso vamos a intentar que venga a hablarnos el delegado de familia de Bilbao Fran Albalá que tiene una amplia experiencia de trabajo en equipo en la pastoral familiar y nos puede enriquecer para prestar este servicio a la diócesis.

La actividad de esta delegación de familia tiene que estar inserta en la pastoral de la diócesis y servir, ser un instrumento, de la programación pastoral diocesana.

No queremos agobiarnos de trabajo en el equipo de la delegación de familia porque todos tenemos trabajos, hijos, ocupaciones… Pero sí dar pequeños pasos firmes para una pastoral evangelizadora y atenta a la gente de esta tierra, en este momento de hoy, para aquí y para ahora, mirando también al futuro.

Nosotros lucharemos durante un año o dos para que aparezcan equipos apostólicos o misioneros, en una iglesia corresponsable.

Todos los pasos que demos este año queremos que sean para hacer crecer y revitalizar la comunidad. No queremos que se den pasos o realicen acciones asiladas al margen de la programación diocesana o de espaldas al resto de delegaciones y de agentes de pastoral.

No queremos actuar por nuestro lado sino confluir en el trabajo de toda la Iglesia diocesana dentro del objetivo pastoral anual para una Iglesia evangelizadora y fortalecer el sentido y los lazos comunitarios y las comunidades cristianas.

 

¿QUÉ ES LA PASTORAL DE FAMILIA Y VIDA?

La acción evangelizadora que realiza la Iglesia, orientada por sus pastores, en la familia y con la familia como conjunto, acompañándola en todas las etapas y situaciones de su camino” (DPF, 23; cf.FSVMT, 226)

Por ser la pastoral familiar una acción vertebradora de la pastoral de la Iglesia le Corresponde a toda la comunidad eclesial la tarea de llevarla a cabo (cfr. FC n.). Sin Embargo, al ser la vida de las familias el fin de toda esta pastoral, las familias son también Los sujetos primeros de la misma (cfr. DPF n. 264)

 

 ESTRUCTURAS DE LA PASTORAL FAMILIAR

– La primera y fundamental estructura y protagonista de la pastoral será siempre la misma Familia, “lugar” fundamental donde se aprende la verdad del plan de Dios sobre el Hombre y su vocación al amor (cfr. DPF n. 265)

– La parroquia tiene la responsabilidad de ser “el sujeto activo más inmediato y eficaz para La actuación de la pastoral familiar” (cfr. DPF 266).

– Bajo la guía del Obispo, el centro de los diferentes servicios de la diócesis a la pastoral Familiar es la Delegación Diocesana de Pastoral Familiar. Está llamada a desempeñar una Función de importancia particular. Debe ser punto de referencia para toda la pastoral Familiar en la diócesis y no debe faltar en ninguna. Debe estructurarse de modo dinámico Con un grupo directivo y una serie de equipos operativos que puedan atender de modo Descentralizado y eficaz las distintas actividades que se promuevan. (cfr. DPF n. 267)

 

 EL EQUIPO DIOCESANO DE PASTORAL FAMILIAR

El grupo directivo debe estar compuesto por una serie de matrimonios y un sacerdote o Consiliario; debe encargarse de la elaboración de un proyecto de pastoral familiar en Toda la diócesis. Esto supone una coordinación general de todas las actividades que se Realicen para que sean más fecundas y se asegure su eclesialidad (cfr. DPF n. 267)

El equipo diocesano de Pastoral Familiar, testimonio y realización de comunión Eclesial, asume en conjunto la misión del Secretariado. Tiene estas tareas Principales:

  •  Animar y coordinar la Pastoral Familiar en la diócesis.
  • Elaborar un programa de Pastoral Familiar de ámbito diocesano para cada curso, sobre la base del Plan Pastoral diocesano.
  • Participar en los órganos diocesanos de pastoral, aportando en su colaboración y propuestas la especificidad matrimonial y familiar.
  • Coordinar su actividad con otros Secretariados y Delegaciones diocesanos (Catequesis, juvenil, apostolado seglar, clero, etc.) preparar y organizar con ellos las acciones conjuntas que se programen.
  • Organizar a nivel diocesano la pastoral matrimonial en sus diversas etapas, con especial incidencia en el fomento de las escuelas de padres, los grupos de novios y los cursillos prematrimoniales.
  • Elaboración de materiales para la formación cristiana de las familias y de establecimiento y dinamización de los grupos de matrimonios.
  • Formación de agentes de preparación al matrimonio.
  • Coordinación de los grupos parroquiales de matrimonios y de los movimientos y asociaciones familiares de la diócesis.
  • Programación de actos diocesanos de carácter familiar: semana de la familia, jornadas de familia, celebración de la Jornada de Familia y Vida, de la Jornada de la Vida, etc.
  • Apoyar la creación y funcionamiento de un COF.
  • Elaboración de un Proyecto de Pastoral Familiar que integre todas las tareas e iniciativas del Secretariado de Pastoral Familiar.

Copyright © 2012. Diócesis de Ciudad Rodrigo. Todos los derechos reservados.