Aqva

La diócesis aportará una Misericordia con representación de una sirena a las Edades del Hombre de Toro

Las Edades del Hombre siguen sumando ediciones y a la que se inaugurará a finales del mes de abril en Toro, Aqva, la diócesis de Ciudad Rodrigo aportará una pieza, en concreto, una Misericordia con representación de una sirena.

Esta obra está firmada por Rodrigo Alemán y su taller, tallada en madera de nogal, está fechada entre 1498 y 1503 y se ubica en la Catedral de Santa María de Ciudad Rodrigo. Una misericordia es una especie de plataforma que se utiliza para apoyarse y ésta tiene un «adorno precioso», manifestó el obispo de la diócesis, Raúl Berzosa, pues se trata de una sirena que se mira al espejo. Berzosa quiso puntualizar que «siempre en la Iglesia ha existido un diálogo entre lo profano y lo religioso, una convivencia» y este es uno de esos claros ejemplos.

IMG_4203

La pieza, que ya ha sido trasladada a Toro, formará parte del primer capítulo de la muestra, al que se ha denominado ‘Agua de vida’, y en la que el agua es tratada desde una perspectiva natural y antropológica; como su referencia en la mitología clásica, su servicio en la limpieza corporal, los recursos hidrológicos, la ingeniería hidráulica o los recipientes domésticos de barro y cristal. La Colegiata de Toro es el escenario de ese primer capítulo «cuyo umbral sirve de tránsito a los visitantes, para pasar de la realidad puramente humana a la novedad de la realidad salvífica, cuyo centro y culmen es Cristo», indican desde la Fundación de las Edades del Hombre, cuyos representantes se trasladaron en la mañana de hoy a Ciudad Rodrigo para dar más detalles sobre esta muestra que después de 20 ediciones, puede hablar de 11 millones de visitantes a lo largo de todas ellas.

Otoño musical

Pero el obispo de la diócesis también adelantó otra iniciativa que junto con la Fundación de las Edades del Hombre y con la Junta de Castilla y León, llevarán a cabo todas las diócesis de la comunidad.

Se trata de un ‘Otoño musical solidario’, en el que cada una de las diócesis acogerá un concierto cuya recaudación irá a Cáritas. En esta primera edición Ciudad Rodrigo tendrá más protagonismo ya que desde aquí se va a coordinar la actividad que comenzará en septiembre y se extenderá hasta diciembre. La previsión es que uno de esos conciertos también llegue a Toro y según Raúl Berzosa, con esta acción se cumple esa parte «cultural y samaritana» que identifica a las Edades del Hombre.

Aqva estará abierta desde finales de abril a noviembre.

IMG_4201

 

 

Viernes Santo

Raúl Berzosa: “El Dios cristiano está en todos los Calvarios de nuestro mundo”

Queridos hermanos sacerdotes, queridas consagradas, queridos todos:

La Iglesia nos pide que, hoy, seamos breves en nuestra homilía. Voy a lo esencial: ¡Estamos celebrando un misterio único, tremendo y sobrecogedor, al que no debemos acostumbrarnos!: La pasión y muerte de Jesucristo, Dios y hombre verdadero. La liturgia recoge todo este drama en las lecturas, como pasión proclamada; en la oración universal, como pasión invocada; en la adoración de la cruz, como pasión reconocida y aceptada; y en la comunión, como pasión compartida y comunicada… ¡Qué grandeza, qué belleza y qué hundura!…

La pregunta resuena inevitable: “¿Qué hace un Dios clavado en una cruz?”… Quienes, hace más de 2000 años, pasaban delante del crucificado lo retaban: “Si eres Dios, baja de la cruz”… Pero precisamente porque era Dios quedó clavado en la cruz…

Los filósofos y pensadores siempre se han burlado de nuestra religión cristiana: a sus ojos, no puede existir algo tan absurda: “la idea de un Dios crucificado”. Como escribió San Pablo, es un escándalo y una revolución, que nos obliga a cuestionarnos todas las ideas que tenemos sobre Dios y sobre el sentido del sufrimiento humano…

En efecto, un Dios crucificado no es un Dios omnipotente y majestuoso, inmutable y feliz, ajeno al sufrimiento de los humanos; sino un Dios impotente y humillado que sufre con nosotros el dolor, la angustia y hasta la misma muerte. Con la Cruz, o termina nuestra fe en Dios, o nos abrimos a una comprensión nueva y sorprendente de un Dios que, encarnado hasta en nuestro sufrimiento, nos ama de manera increíble y única. Ante el Crucificado empezamos a intuir que Dios, en su misterio, es alguien que sufre con nosotros.

Leer más …Viernes Santo

Semana Santa

El obispo realiza el lavatorio de pies  en un Jueves Santo en el que se celebró el Jubileo de las Hermandades

Tal y como viene sucediendo en los últimos años, el obispo de la diócesis, Mons. Raúl Berzosa, escenificó el lavatorio de pies dentro de la Misa de la Cena del Señor, en el Jueves Santo.

En la Catedral de Santa María se dieron cita representantes de las siete cofradías de la Semana Santa de Ciudad Rodrigo que, por otra parte, estaban invitados a participar del Jubileo de las Hermandades, dentro del Año Jubilar de la Misericordia.

IMG_4158

 

Misa Crismal

IMG_4070Raúl Berzosa: “Tenemos que saber consolarnos y animarnos en tiempos de tristeza, desilusión y desesperanza”

Querido hermano obispo, D. José, queridos Vicarios y hermanos sacerdotes, queridas consagradas, queridos todos:

Un año más, el Señor nos ha convocado en este día tan grande y bello para celebrar la Eucaristía y, en ella, consagrar el crisma y los óleos sacramentales y, así, renovar nuestro compromiso personal y ministerial, todos juntos, como presbiterio diocesano, en torno al Buen Pastor, Jesucristo, nuestro Señor y único Sacerdote. El pueblo aquí, presente, además de orar conjuntamente, será testigo cualificado de la sinceridad y autenticidad de lo que haremos.

Estamos caminando en un curso pastoral empapado y preñado por la dimensión del Anuncio, fruto de la Asamblea Diocesana, y, complementariamente por la celebración del Año Jubilar de la Misericordia. Ha escrito el papa en el final de Misericordiae Vultus: “Que en este año jubilar la Iglesia se convierta en el eco de la Palabra de Dios, que resuena fuerte y decidida como palabra y gesto de perdón, de misericordia, de ayuda y de amor”. Me centraré en las dos caras de una misma moneda: sinodalidad y obras de misericordia, con protagonista de los presbíteros.

En relación al tema de la Asamblea, quiero volver a subrayar la gozosa realidad de la sinodalidad en nuestra Iglesia. ¿Por qué?… Porque, con Palabras del Papa Francisco, es “el camino que Dios espera de su Iglesia en el tercer milenio”. Lo expresó con claridad en la celebración conmemorativa del 50 aniversario del Sínodo de los Obispos, el día 17 de octubre de 2015. Lo que el Señor nos pide, en este momento histórico eclesial y mundial, está concentrado en la palabra “Sínodo”: caminar juntos laicos, consagrados y pastores, a todos los niveles de Iglesia. Fue la experiencia profunda de nuestra Asamblea Diocesana. Es relativamente fácil expresarlo con palabras, pero no tan fácil el ponerlo en práctica.

Leer más …Misa Crismal